Amor, amor, amor.

Resultado de imagen de paris

La ciudad del amor, dicen. Son términos antagónicos, ciudad y amor. En una ciudad puede haber amor, pero también, por fuerza, habrá odio, contaminación, envida y cagarrutas de perro. Viajar hasta allí es como comprar un billete hacia la decepción. Prefiero las ciudades sin apellido, pero a mi esposa le hace ilusión. Ella no ve esas cosas. Si le dicen que es la ciudad del amor, solo verá amor. Ya le dijeron que un matrimonio era amor y, durante 25 años, solo ha visto amor. Es ciega a la monotonía, a la pérdida de pasión, al aburrimiento y a la señorita Pajares, mi secretaria.

Anuncios
Amor, amor, amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s