Frankenstein

Resultado de imagen de frankenstein

Lo que usted diga, doctor Frankenstein, digo para mis adentros. Claro, el doctor lo tenía muy fácil: un cadáver por aquí, un cerebro por allá, un poco de electricidad y voilà; asunto arreglado. Pero claro, las cosas no son así. La gente no resucita con electricidad, ni los problemas se solucionan echándoles dos cojones, como está diciendo el taxista. Quisiera decírselo, pero los niños de doce años que vuelven del funeral de su madre no dicen esas cosas. Sin embargo, papá le ha hecho parar el taxi y hemos continuado a pie. Ni siquiera le ha pagado. Muy bien, papá; con un par.

Anuncios
Frankenstein

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s