Desapariciones

Resultado de imagen de flor que se deshoja

Desde ese día nadie vende barquillos en el parque, ni nadie se pasea de noche por las calles con un manojo de llaves, encendiendo las farolas, ni nadie arrastra una vieja motocicleta con una piedra de afilar, haciendo sonar una flautita. Son cosas pasadas, caducas. Quizá hacía mucho más tiempo, pero yo no me di cuenta hasta ese día. Una a una iba percatándome de desapariciones. No había niños jugando solos en la calle, ni solares con naranjos en plena ciudad, ni el sonido de tus llaves al llegar a casa. Es algo paulatino e irreversible: hasta en la panadería he de decir “buenos días” cada vez más alto.

Anuncios
Desapariciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s