Cigarrillo

Resultado de imagen de cigarrillo a medio apagar

Solo le quedaba un cigarrillo cuando decidió dejar de fumar. Allí quedó, bamboleante dentro de su cajetilla, como un cachorro que esperara ansioso alguien con quien jugar. Decidió conservarlo, guardado en un cajón; le proporcionaba una vaga sensación de triunfo. A veces lo sacaba y lo sopesaba con delicadeza, como si fuera un pergamino antiguo, aspiraba el aroma del tabaco reseco y lo devolvía a su lugar, como con nostalgia de su antiguo yo. Un yo más joven y que fumaba. A la vuelta del funeral, lo encendió y todo se desbocó. Lo apagó a mitad, apresuradamente, y lo guardó de nuevo. Se tumbó en la cama, con las piernas flexionadas. Su figura recordaba vagamente a un cigarrillo apagado.

Anuncios
Cigarrillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s