instrumentos viejos

El-viejo-árbol-del-piano-en-California

Había brotado, en medio del huerto, un imponente piano de cola. Solo papá era capaz de verlo. Papá y yo. Nos mirábamos cómplices y, guiñándome un ojo, tamborileaba con sus dedos imitando a un pianista. Yo escondía mi risa en el tazón del desayuno. A mamá no le gustan nuestros juegos, no los entiende y, enfadada, nos mete prisa. Papá va a llegar tarde al trabajo, dice. Él le hace caso y apura su café. Antes de irse, echa una última mirada al jardín. Entre la hojarasca y los hierbajos todavía se distinguen, completamente echados a perder, un sinfín de instrumentos musicales. Tarareando triste, papá toma su maletín y se marcha.

Anuncios
instrumentos viejos

recuerdos

pagina-REC2014-S32

Volví a enfocar su figura uniformada en la mirilla del rifle. Sé que lo hice pero ya no me acuerdo de si disparé. Han pasado muchos años. He pensado en eso esta mañana, cuando ha ocurrido esa anomalía en la cadena de montaje. Le he tratado de explicar a mi jefe, un chiquillo al que apenas le crece la barba, que había sido un error sin importancia, que no se volvería a repetir. Él, mi jefe, no me contestaba, ni siquiera levantaba la cabeza del papel que estaba garabateando en su mesa. De tanto en tanto, pero, lanzaba ojeadas ansiosas al temblor de mis manos.

recuerdos